shopify analytics tool

SÍNTOMAS

La mayoría de las mujeres con miomas no tienen síntomas, y de hecho sólo un 10 – 20% de estas mujeres necesitarán tratamiento.

Dependiendo de la localización, del tamaño y del número de miomas, los síntomas varían. El síntoma más frecuente es:

  • Reglas muy abundantes o sangrado entre reglas. Las pacientes se quejan de sangrar en mucha cantidad y durante varios días en sus reglas. Otras refieren además, o solamente, sangrado vaginal entre las reglas. Algunas veces estos sangrados llevan verdaderos coágulos de sangre y la paciente puede presentar anemia.

Otros síntomas menos frecuentes son:

  • Dolores cólicos en el bajo vientre durante las reglas (dismenorrea).
  • Sensación de peso o presión en el bajo vientre.
  • Dolor en la parte baja de la espalda (región lumbar) o incluso dolor irradiado a una pierna (ciática) ya que los miomas pueden presionar los nervios que pasan cerca de él.
  • Algunas pacientes se quejan de tener que orinar muy a menudo (aumento de la frecuencia urinaria), y esto es debido a la presión que ejerce el mioma en la vejiga de la orina.
  • Estreñimiento y sensación de distensión abdominal por gases. Esto se debe a la presión que pueden causar en el intestino grueso.
  • Aumento del perímetro abdominal que puede interpretarse como un aumento de peso.
  • Dolor durante el acto sexual.
  • Infertilidad en mujeres jóvenes.

Ejemplo de una Resonancia Magnética

resonancia magentica mioma uterino

Antes de la embolización se observa un útero muy aumentado de tamaño por un gran mioma transmural.

resonancia magnetica mioma uterino

Después de 6 meses de la embolización el mioma ha disminuido en un 98%.

¿CÓMO SE DIAGNOSTICAN LOS MIOMAS?

quirofano mioma

El ginecólogo puede sospechar la presencia de miomas en un examen físico realizado a la paciente, al percibir un aumento de tamaño del útero.

La confirmación del diagnóstico suele hacerse a través de una ecografía (ultrasonografía).

Actualmente, la realización de una Resonancia Magnética de la pelvis, para ver bien el útero y definir el tipo, número y tamaño de los miomas, se considera necesaria antes de hacer la embolización.

La histeroscopia diagnóstica es una buena opción para evaluar la presencia de miomas submucosos.